El grupo de investigación “Fact Sheet Austria” ha determinado, basándose en datos actuales, un exceso de mortalidad enormemente aumentado entre los hombres jóvenes en Austria en Europa. El exceso de mortalidad se da sobre todo en el grupo de edad en el que se vacunan contra Covid-19, aunque por otro lado prácticamente no corren riesgo de contraer la enfermedad. Estas cifras no aparecen en el debate público y en los medios judiciales y del sistema sobornados con dinero de los contribuyentes.

Un comentario de Florian Machl, traducido del alemán al español por Max Bergmann

[Reenvíe este artículo en alemán e inglés a amigos de todo el mundo.]

El grupo „Fact Sheet Austria“ ha estado trabajando con gran precisión durante muchos meses en la preparación de datos relacionados con la supuesta pandemia de corona. En esta ocasión se ha publicado un tema que pone los pelos de punta a los lectores en la nuca. El trabajo del grupo “Fact Sheet Austria” es 100% transparente. Los datos brutos incluso se pusieron a disposición con anticipación, y todos provienen de fuentes disponibles públicamente:

https://t.me/FactSheetAustria/190: Aquí se declaró que los datos provienen de “Statistik Austria” y “AGES”, fuentes oficiales del gobierno austriaco. También hay una hoja de trabajo que aclara cómo se procesaron los datos.

https://t.me/FactSheetAustria/191 – La serie de cifras de “Statistik Austria” y “AGES” se puede encontrar aquí como un archivo CSV para que las partes interesadas puedan comprender los cálculos por sí mismos.

Exceso masivo de mortalidad entre los hombres jóvenes de 15 años o más

Según “Factsheet Austria”, es obvio que actualmente existe un exceso masivo de mortalidad entre los hombres jóvenes de 15 años o más, que no es causado por la enfermedad Covid-19. Las supuestas muertes de Covid se enumeran por separado. En cifras: 194 hombres jóvenes de entre 15 y 24 años murieron en Austria en las semanas 1 a 40, 48 más que el año anterior. Solo seis de ellos tenían “Covid-19” como diagnóstico de acompañamiento, por lo que murieron “de o con” la enfermedad del virus.

También en el grupo de edad de 25 a 34 años hubo exactamente 48 muertes más que en el año anterior. Un total de 308 personas murieron en este segmento, nueve de las cuales fueron diagnosticadas con Covid-19. En el grupo de 35 a 44 años murieron 42 personas más que el año anterior.

Sin cambios significativos en las mujeres

Entre las mujeres jóvenes, el número de fallecidos se ha reducido levemente o se ha estancado. Dado el gran número de hombres que murieron, esto también es extremadamente significativo para un país pequeño como Austria, que se encuentra al sur de Alemania en Europa.

Ahora hay que exigir la mayor transparencia posible al gobierno. Todo esto desde el punto de vista de que políticos particularmente despiadados como Peter Hacker (Partido socialdemócrata de Austria) y Michael Ludwig (Partido socialdemócrata de Austria) en Viena ya están exigiendo la vacunación de los niños de 5 años sin ninguna prueba ni aprobación. ¿Tenemos que ver estadísticas en los próximos meses donde también se produce un exceso de mortalidad en este grupo de edad?

¿Quiénes son los difuntos? ¡Necesitamos escuchar las voces de los que quedaron atrás!

¿Quiénes son los padres y familiares de las personas que murieron de esta manera? Estos no son números en una estadística, todos son jóvenes que han tenido toda su vida por delante y han confiado en las promesas del gobierno de que recuperarán sus derechos y libertades básicos con la vacunación. Es de suma importancia para la gente de nuestro país y del mundo que los familiares de los fallecidos cuenten su historia.

Necesitamos averiguar si las muertes se debieron a las vacunas o tal vez se debieron a causas naturales. Esto no es posible sin información y sin transparencia. Póngase en contacto con nuestro equipo editorial de inmediato en [email protected] si sabe de la muerte inusual de un joven, especialmente si la causa fueron problemas cardíacos o trombosis. Le garantizamos absoluta confidencialidad y anonimato al cien por cien. Pero, por favor, eviten a otros jóvenes este terrible destino. Ningún padre o madre debería tener que enterrar a su propio hijo a una edad tan temprana.

[Reenvíe este artículo en alemán e inglés a amigos de todo el mundo.]



Quelle: